Víctor Català, director de A little taste

Víctor Català, director de A little taste

Consulta aquí la crítica de “A little taste”

Consulta aquí el encuentro con los miembros del cortometraje

Víctor Catalá (Barcelona, 1989) estudió audiovisuales en EMAV y cine en la Escac, donde se graduó como director de fotografía. Tras trabajar unos años como técnico de cámara empezó a ejercer de realizador y director de foto freelance. Como director ae dirigido y desarrollado los proyectos de ficción “Sympathy for Killers”, “We Are brutal” y “A Little Taste”. Como director de foto rodó a finales de 2019 su primera película “Los Visitados”, una coproducción México-Española.

 

¿Qué se encontrarán los que mañana asistan a la emisión online del cortometraje?

Se encontrarán un corto muy directo y sencillo, que pretende crear un mundo de brujería con dos niñas muy siniestras jugando en un balancín en medio de un bosque. Una fábula de terror que espero que les ponga un poco los pelillos de punta.

¿Cuánto tiempo tardó su realización, desde la idea original hasta su estreno?

El corto se ideó dos meses antes de rodar, ya que no dependimos de subvención estatal para su financiación. Aunque el rodaje se retrasó un mes por un problemilla de lluvias torrenciales. El proceso de post-producción no fue muy largo y en 7 meses ya habíamos empezado su distribución. En total creo que fueron unos 10 meses.

¿Qué fue lo más difícil en su creación?

Cuando no tienes presupuesto lo más difícil es plantear una idea que funcione, guste y sobretodo pueda tener buena factura visual. Especialmente cuando estás rodando terror, que es un género con unos códigos y unas atmósferas muy claras, y sino consigues trasmitirlo bien se te puede ir al garete la peli. También era complicado plantear una historia de terror que pasara a luz día, pero no nos quedaba otra y teníamos muy buenos referentes, como puede ser The Witch.

Fotograma de A little taste

Fotograma de A little taste

Cuéntanos una anécdota del rodaje.

Hasta la última hora del día previo al rodaje no sabíamos si íbamos a rodar. Como he comentado todo estaba comprado, alquilado y preparado para rodar un fin de semana en el que hubo las mayores lluvias torrenciales del año. Para poder cuadrar agendas tuvimos que aplazarlo un mes, lo cual supuso además una subida en el presupuesto. Lo heavy es que cuando quedaban días para rodar todos los pronósticos decían que iba a volver a llover, eso sí, sin la fuerza de la última vez. Llegamos a valorar el hecho de anular el rodaje por segunda vez pero decidimos que nos la íbamos a jugar, y que si finalmente llovía pues iba a ser un corto de terror con lluvia, que sería muy incomodo de rodar pero que visualmente podría llegar a quedar bien. Al final no llovió, pero el cielo se mantuvo gris y lleno de nubes como si fuera a caer un chaparrón, lo cual le dio un look fotográfico muy guay para el corto, ya que nuestro referente (The Witch) sucede en Nueva Inglaterra, en un tipo de día nublado muy parecido, con lo cual nos asustó pero nos acabo viniendo de perlas. En conclusión que nos la jugamos y por suerte la cosa salió bien.

No es que queramos hablar de dinero pero… ¿se puede saber su presupuesto?

El corto costo alrededor de 5000€, sin contar distribución y pidiendo muchísimos favores a rentals y amigos.

Dinos una frase para convencernos de que no nos lo podemos perder.

Las niñas más siniestras que jamás veréis en un columpio.

¿Dónde estabas y qué hacías cuando te enteraste de que el corto estaba nominado?

Estaba en mi estudio en el barrio del Poblenou, trabajando telemáticamente con Carlos (el guionista del corto) en un proyecto de largometraje que estamos desarrollando. En seguida lo hablamos con Sandra (la productora). Nos dio una alegría tremenda la noticia y brindamos por videollamada con una cerveza.

Si el cortometraje se lleva algún Fugaz, ¿cómo lo celebrarás?

Volveremos a brindar, pero ahora con cava fresquito. Y (si podemos) nos juntaremos los nominados del equipo para ver la retransmisión de la gala.

Cartel A little taste

Cartel A little taste

¿En qué cambiará la creación y el consumo cultural tras el COVID19?

Es muy complicado de predecir. Para empezar los guiones y los rodajes tienen que adaptarse a los nuevos protocolos. Eso lo hace un poco más complicado, pero para nada imposible. De hecho he tenido la suerte de haber podido rodar tres spots recientemente y las precauciones se adquieren rápido y el ritmo de trabajo acaba siendo el mismo. Me preocupa que a nivel económico tengamos graves problemas de financiación del Estado (como si ya tuvieramos pocos) para rodar ficción. Pero estoy convencido de que se seguirá produciendo cine y arte en general. El consumo está ahí, cada vez va a más y es necesario que los creadores trabajemos en ideas nuevas. Es importante que las plataformas y el Estado se encarguen de financiar estos proyectos y podamos rodar a tope. La cultura es más necesaria que nunca.

Dinos algo positivo que crees que sacaremos, como sociedad, de toda esta experiencia.

Creo que vamos a apreciar más los valores humanos y nuestra antigua normalidad a medida que la recuperemos. Ayer mismo estuve con 9 amigos a los que hacía tres meses que no veía en persona y fue muy emocionante estar juntos. Es importante que veamos claramente que hay cosas que son vitales para tener una sociedad feliz y sana, como puede ser las relaciones humanas, la buena sanidad pública, la cultura, el deporte, la educación o el entretenimiento. Para el Estado tiene que ser vital invertir en estos pilares. Del mismo modo espero que habremos aprendido que muchos trabajos y trámites burocráticos pueden realizarse de manera telemática.

Un libro para tener en la mesita de noche

Actualmente tengo la Autobiografía de Lemmy, el cantante de Motörhead. Un tipo que siempre me ha parecido fascinante.

Una película que te inspiró para hacer películas

Decir una es muy complicado. Pero supongo que como a tantos otros amantes del género: El Día de la Bestia.

Recomienda una serie para ver en una plataforma de streaming

“Marianne” me alucinó, y hay mucha gente que aún no la conoce.

Y por último, dinos cuál es uno de tus cortos favoritos

Coming To Town, de Carles Torrens.

 

Elige:

Palomitas o silencio en la sala

Palomitas

Oscar o Goya

Goya

Buñuel o Berlanga

Berlanga

Saber y ganar o Pasapalabra

Pasapalabra

Almodóvar o Amenábar

Amenábar

Escribir o dirigir

Dirigir

Steven Spielberg o Martin Scorsese

Steven Spielberg

Esferificación liofilizada o potaje de la abuela

Potaje de la abuela

Trump o Gila

Gila

Patio de butacas o sofá y streaming

Patio de butacas