Consulta aquí la entrevista a Ona Jané, directora de “Lea”

“Lea” es una historia que explora, a través de la relación entre la protagonista y su madre, ese momento de transición entre la adolescencia y la juventud en el que reinan el conflicto y el caos; ese momento en el que nada parece estar claro, excepto esa necesidad urgente de cambio, de independencia y de romper con lo establecido, salir del nido y volar solo. 

Ona Jané Millà (Barcelona, 1992), al frente de Grayas Films y con la colaboración de la ESCAC, escribe y dirige este, su primer cortometraje profesional, de manera impecable: cada plano y cada detalle del guion tienen su porqué, no sobran ni faltan secuencias y la intensidad del mensaje deja claro qué se quiere contar y de qué forma se ha querido mostrar. Sin duda, este es un proyecto que se cuenta desde el alma, desde una necesidad verdadera de ponerle imágenes a todo ese cúmulo de sensaciones por las que pasa Lea. 

Fotograma de "Lea"

Fotograma de “Lea”

Según la directora, este es un corto “autobiográfico en ciertos aspectos”, en el que encontramos pinceladas de su propia historia y de la relación con su madre, que es también la actriz que la representa en el corto, Marta Millà, cuya frescura interpretativa divierte y emociona a partes iguales. Marta acompaña a la protagonista en su viaje junto a Laia Manzanares, conocida por su papel en “Merlí” y ganadora del Premio Fugaz a la mejor interpretación femenina en 2019 por “La Tierra llamando a Ana”.

Por su parte, Greta Fernández, como Lea, se gana a pulso su nominación como mejor interpretación femenina en los Fugaz de este año, después de haber sido nominada en los últimos Goya como mejor actriz protagonista por la película “La hija de un ladrón” (2019). Greta rodó su primer largometraje con once años, y tampoco le falta experiencia en el mundo del cortometraje (“La inútil”, “Intenciones”, “Con la boca cerrada”), pues ama el reto que estos suponen: contar y transmitir mucho en muy poco tiempo, y en esta pieza ella lo consigue con creces. 

A pesar de que es fácil empatizar con el conflicto interior de la protagonista, con esa crisis existencial propia de la adolescencia que casi todo ser humano ha vivido, Greta Fernández nos lo pone en bandeja y nos ofrece una interpretación sobresaliente, natural, honesta y muy profunda. Con una sutileza magistral y sin necesidad de forzar nada, es capaz de hacer aflorar sus emociones y las nuestras en varios momentos del corto, y nos permite que vivamos con ella cada escalón de la evolución del personaje, que la sintamos cerca y que, a través de sus ojos, que lo dicen todo, podamos ver y comprender sus inquietudes, sus dudas y la nostalgia que la inunda.

Cartel cortometraje Lea

Entre sus futuros proyectos como actriz se encuentran la serie “30 monedas”, que dirige Álex de la Iglesia y se estrenará este año en HBO, y el largometraje “Teresa”, escrito por Juan Mayorga y Paula Ortiz, que versará sobre la vida de María Teresa de Jesús y contará con actores como Asier Etxeandia y Blanca Portillo.

En cuanto a las referencias audiovisuales de la directora, fue “Lost in Translation” (2003) la película que le despertó la curiosidad por investigar el lenguaje cinematográfico, así como la posibilidad de explorar los rincones más íntimos del mundo emocional de las personas. Por otro lado, destaca el cortometraje “Con la boca cerrada” (2014), también protagonizado por Greta Fernández.

Según Ona Jané, este corto surge de la necesidad de reflexionar sobre la siguiente pregunta: “¿Dónde acaba mi madre y dónde empiezo yo?”, y, aunque se rodó cinco años atrás, no ha perdido la fuerza, la esencia ni el significado: “Lea” es y seguirá siendo todo un viaje por los sentimientos de una adolescente en pleno cambio y su lucha entre el amor y la necesidad, entre la dependencia y la independencia y entre las raíces familiares y la búsqueda de la propia identidad.

Por Alba Carrillo