Consulta aquí la entrevista con Francesca Catalá, directora de “El llibre”

¿Qué harías si fueras la bibliotecaria de un lugar idílico para cualquier bibliófilo, pero un libro de la estantería del fondo se te revela? Francesca Català, guionista y directora, firma “El Llibre”, este encantador cortometraje con banda sonora de “Urfabrique” (Cheese Or Kiss) que te hace esbozar una sonrisa y no sabes muy bien por qué, si porque crees que a ti eso no te pasaría, porque crees que actuarías mejor que la protagonista o porque el gag final es la hostia.

“El Llibre” sería la pesadilla perfecta de un friki/literato. Con una ambientación de 10, nos transporta a una polvorienta e intacta biblioteca (o librería, no sabría diferenciar bien), forrada de estanterías, muebles, mesas, cajones, todo lleno de libros, con un trabajo de luz, color y localización exquisitos. Una dirección de arte y vestuario que han debido de ser un placer, a cargo de Ana Vidal; cada elemento en escena en consonancia con el lugar y con lo que se cuenta, la bibliotecaria con unos cascos vintage o el eterno libro cayente: “La historia interminable” de Michael Ende, toda una metáfora interna. Se nota el amor por la literatura.

Fotograma El llibre

Fotograma El llibre

Otro punto a favor de “El Llibre” es la magnífica dirección de fotografía de Dani Martínez, cada vez que nuestra bibliotecaria va a recoger el libro es un mundo diferente, un recurso diverso, otro ángulo, otro plano u otra mirada, cómo al final la cámara se harta también del maldito libro y corre hacia él, igual que la protagonista, a ponerlo en su sitio. 

Personalmente, y por si no se nota, me encanta este cortometraje. Es el ejemplo perfecto de una historia interesante, simpática, inteligente y, sobre todo, sencilla (que nunca simple). Es un oasis de silencio, en contraposición a los cortometrajes llenos de verborrea que no cuentan nada tan a la orden del día. Zannie Stutely, nuestra bibliotecaria, es todo presencia. 

Tuve la maravillosa suerte de coincidir con su directora en el Skyline Film Fest de Benidorm (donde yo era programador), y pude constatar su profesionalidad y augurarle una larga trayectoria que, como veo, se está cumpliendo.

Por Borja Moreno Martínez

Cartel El llibre

Cartel El llibre