Roberto es uno de esos cortos que te atrapan desde el primer segundo. Emocionante, vibrante, luminoso y con una moraleja muy clara.  

Roberto nos habla de uno de los temas que, por desgracia, no pasan de moda pero que ahora mismo parece estar más de actualidad que nunca: las propias inseguridades y las exigencias del físico. Y es que vivimos en una sociedad en la que las redes sociales son el máximo referente de la misma, en la que aparentar ser el más feliz o el que lleva la mejor vida es clave. Una sociedad en la que vivimos comparándonos con los demás.

Fotograma de "Roberto"

Fotograma de “Roberto”

Roberto te lleva por un camino para terminar en otro más oscuro. A medida que avanza la historia todo apunta a que lo que se nos iba a narrar era un vivencia de autoafirmación y superación de los complejos, una vivencia de construcción de amor propio y comprensión de que todos somos especiales sin importar unos kilos de más, sin embargo el trasfondo final de la historia es mucho más duro. Y aquí es donde el trabajo producido por Carmen Córdoba nos da un golpe de realidad. Sin hacer spoilers os diré que el giro final de la historia te deja completamente abrumado. 

Creo que es muy importante para todas las generaciones de jóvenes que viven en la edad en la que las inseguridades más afectan y las redes sociales influencian demasiado que vean Roberto y comprendan que la amistad y el amor van mucho más allá de un like de Instagram o de tener un cuerpo de un ángel de Victoria Secret. Y es que lo realmente difícil no es que alguien nos quiera, lo difícil es querernos a nosotros mismos. 

Roberto nos atrapa con una gran narración en la que sin palabras consigue estrujarnos el corazón y mantenernos en vilo de principio a fin. El ritmo, la banda sonora y los colores nos envuelven en la historia y deseamos como niños que todo acabe con un final feliz y que esos dos jóvenes terminen paseando de la mano. 

Roberto es un 10 y demuestra a la perfección lo bien que se puede narrar una historia en tan sólo 10 minutos. Además nos traslada una enseñanza importantísima y recomendaría que fuera visualizado en todos los colegios.